NOTA DEL AUTOR

NOTA

En ningún caso nos responsabilizamos de las decisiones que pueda tomar cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Las decisiones que tomen los lectores serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones.




miércoles, 1 de octubre de 2014

¿Y AHORA QUE HACEMOS CON NUESTROS AHORROS? (1ª entrega)

¿Y AHORA QUE HACEMOS CON NUESTROS AHORROS?
(1ª entrega)

En los bancos por un depósito a un año solo dan alrededor de un  1%.
Por una cuenta remunerada no ofrecen casi nada.
Por una libreta o cuenta corriente nada.
El IPC de los últimos 12 meses se sitúa en -0.50 hasta finales de agosto. Han caído los precios un 0,50% en el último año.
El Ibex 35 se mueve entre los 10.700 y los 11.000 puntos.
El rendimiento medio por dividendos del Ibex 35 se sitúa alrededor del 4%.
Los salarios se mantienen bajos.

Ante esta situación tenemos distintas alternativas que iremos mostrando en  varias entregas.


Alternativas:

1-Dejar nuestros ahorros en una cuenta corriente con una rentabilidad nula.
Con esta opción ni ganamos ni perdemos, no tiene riesgos pero tampoco ninguna ventaja en réditos.

Nos permite tener nuestro dinero disponible en cualquier momento y realizar diversas gestiones a través de la entidad bancaria. Cuentan con la protección del fondo de garantía de depósitos.


2-Abrir una cuenta remunerada con una rentabilidad casi nula.
En  estos momentos puede que resulte difícil encontrar este tipo de producto en alguna entidad bancaria, pero si tienes alguna abierta desde hace años, normalmente te la mantendrán pero con un rentabilidad muy reducida por debajo del 0,5%.

En este tipo de cuenta no permiten domiciliaciones u otro tipo de operaciones. Básicamente son para depositar y retirar dinero cuando quieras. Suelen pagar el rédito mensualmente, en base al saldo medio. También están cubiertas por el fondo de garantía de depósitos.


3-Contratar un deposito a un año con una rentabilidad alrededor del 1%.
Por este tipo de productos las entidades bancarias están ofreciendo réditos de alrededor del 1%, algunos algo más y otros mucho menos. En la última entidad consultada ofrecían el 0,5%. Hay que mantener el dinero durante el periodo establecido en contrato, normalmente 1 año o 13 meses. En caso de querer rescindir el contrato antes de la fecha establecida aplican una pequeña penalización. Cuentan con la protección del fondo de garantía de depósitos.
En principio parece una rentabilidad ridícula, pero si tenemos en cuenta que el IPC del último año ha sido negativo, se sitúa en un -0,5%, en estas condiciones nuestro capital se revalorizaría un 1,5% respecto al índice de precios al consumo (IPC).

En la próxima entrega:
4-Invertir en fondos de inversión de renta fija.
5-Invertir en fondos de pensiones vinculados a renta fija.

6-Invertir en renta variable, directamente en acciones de bolsa.

No hay comentarios: