NOTA DEL AUTOR

NOTA

En ningún caso nos responsabilizamos de las decisiones que pueda tomar cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Las decisiones que tomen los lectores serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones.




sábado, 7 de diciembre de 2013

SELECCIÓN DE VALORES. 06/12/2013

SELECCIÓN DE VALORES. 06/12/2013.

Estimados lectores como ya sabéis no he publicado la selección de valores desde hace 6 meses. Durante estos meses he perfilado y modificado el sistema de selección de valores con el fin de mejorar las posibilidades de selección que nos ofrecía el método DPM5, publicado hace más de dos años, en “El pequeño inversor”.

Mi objetivo, siempre a largo plazo, es conseguir un método de selección de valores que resulte muy fácil de aplicar y sencillo de entender, que nos permita identificar  los valores a comprar, mantener y vender con un mayor grado de exactitud e imparcialidad, de tal forma que no nos veamos perdidos en un mar de datos, totalmente a merced de nuestras emociones. Necesitamos referencias claras que nos permitan saber donde estamos.

Desde hace años pienso que para seleccionar los valores a comprar, necesito  una formula matemática que me resuma en una cifra las cualidades del valor en estudio. Desde octubre de 2006 estoy estudiando esta posibilidad, pero no había dado con una expresión matemática que fuera capaz de sintetizar en una cifra diversos factores que inciden en el precio de un valor y en sus expectativas de evolución a medio y largo plazo.

Hace unos meses empecé a percibir que me encontraba cerca de mi objetivo, que disponía de una expresión matemática que se acercaba a mis pretensiones de disponer de una fórmula sencilla que me permitiera analizar con rapidez, seleccionar valores de bolsa y ordenarlos por prioridad de compra, mantenimiento o venta en base a una cifra o calificación que resumiera las cualidades de un determinado valor. De tal forma que por encima de un determinado nivel estaría indicada la compra, entre un nivel mínimo de compra i un nivel máximo de venta estableceríamos un intervalo de mantenimiento, y por debajo de un nivel máximo de venta consideramos que está indicado vender.

En base a la nueva fórmula de selección, atribuimos una cifra o calificación a cada uno de los valores de la bolsa. Una vez establecida la calificación, ordenamos las calificaciones de los valores de mayor a menor con lo que obtenemos un listado de valores de bolsa, donde aparecen en los primeros puestos los valores que cumplen objetivos de compra. Por debajo de un determinado nivel, en una franja central, se sitúan los valores a mantener. En el último tramo del listado se sitúan los valores con menor calificación, los valores con indicación de venta.

Con la nueva fórmula matemática, elaboramos la selección de valores a comprar en base a los siguientes factores:
-Precios actuales.
-Beneficios empresariales.
-Rendimiento por dividendo.
-Niveles de regularidad en el reparto de dividendos.
-Niveles de deuda.
-Niveles de proximidad a cotizaciones máximas.


A continuación mostramos el listado de valores a comprar, mantener o vender resultante del nuevo sistema de selección.

COMPRAR:
DURO FELGUERA
SANTANDER
IBERDROLA
ACS
REPSOL
ENAGAS
NATRACEUTICAL
MAPFRE
GAS NATURAL
BME
RED ELÉCTRICA
(Cuanto más arriba del listado se situé el valor a comprar mayor será su indicación de compra)

MANTENER:
ADVEO
ELECNOR
ABENGOA B
DINAMIA
TELEFÓNICA
FERROVIAL
OHL
TECNICAS REUNIDAS
ABERTIS
INDRA
BBVA
ACCIONA
C.A.F.
ENDESA
ABENGOA
ENCE
ALBA
CATALANA OCCIDENTE
CIE. AUTOMOTIVE
CAIXABANK
EBRO FOODS
VISCOFAN
BARÓN DE LEY
FLUIDRA
MIQUEL COSTA
PROSEGUR
SACYR
VIDRALA
BANKINTER
DIA
IBERPAPEL
EUROPAC
AZKOYEN

VENDER:
NATRA
IBERCOM B
AMADEUS IT HOLDING
FAES
ENEL GREEN POWER
BAYER
ZARDOYA OTIS
INDITEX
ROVI
TUBACEX
EADS
BANKIA
DEOLEO
BANCO SABADELL
IAG
LINGOTES
TUBOS REUNIDOS
GENERAL DE INVERSIONES
JAZZTEL
PRIM
ZELTIA
ALMIRALL
C.V.N.E.
COMMCENTER
CAMPOFRÍO
ALTIA
TESTA
GRIFOLS
ACERINOX
BODEGAS RIOJANAS
ATRESMEDIA
GAMESA
ARCELORMITTAL
RENTA 4
BAVIERA
MEDIASET
BANCO POPULAR
TECNOCOM
MELIÁ HOTELS
FERSA
AB BIOTICS
ADOLFO DOMÍNGUEZ
AMPER
APERAM
BIONATURIS
BIOSEARCH
BODACLICK
CAM
CARBURES EUROPE
CATENON
CEMENTOS PORTLAND
CLEOP
CODERE
COLONIAL
DOGI
ERCROS
EUROESPES
EURONA W.T.
EZENTIS
FCC
FERGO AISA
FUNESPAÑA
GAM
GRIÑÓ ECOLOGIC
GRUPO EMP. SAN JOSE
GRUPO NOSTRUM RNL
IMAGINARIUM
INDO
INMOBILIARIA DEL SUR
INYPSA
LA SEDA DE BARCELONA
LIBERBANK
LUMAR
MARTINSA-FADESA
MEDCOM TECH
MONTEBALITO
NEGOCIO
NEURON BIOPHARMA
NH HOTELES
NICOLÁS CORREA
NYESA
PESCANOVA
PRISA
QUABIT
REALIA
RENO DE MEDICI
RENTA CORPORACION
REYAL URBIS
SECUOYA
SERVICE POINT
SNIACE
SOLARIA
SOTOGRANDE
SUÁVITAS
TAVEX
URALITA
URBAS
VERTICE
VOCENTO
ZINKIA ENTERTAINMENT
LETS GOWEX
(Cuanto más abajo del listado se situé el valor a vender mayor será su indicación de venta.)

Para establecer la indicación de vender tenemos en consideración el PER y los porcentajes de rendimientos por dividendos, de tal forma que consideramos indicado vender cuando el PER de una acción es superior a 20 y su porcentaje de dividendos, respecto al precio actual, inferior al 2%.

Solo venderemos un valor, cuando el  método indique su venta, si tenemos beneficios con él.

Si un valor de nuestra cartera presenta pérdidas en principio no lo venderemos, aunque presente un PER superior a 20 y porcentaje de rendimientos por debajo del 2%, incluso si llega a un punto en el que su PER deja de calcularse por ser negativo y no reparte ningún dividendo.

Solo venderemos un valor con perdidas, cuando el índice bursátil del que forma parte llegue o sobrepase su máximo histórico, llegado este punto lo más prudente sería deshacerse de aquellos valores que tengamos en cartera, con indicación de venta, que arrastran perdidas que no se han recuperado ni en los mejores momentos.

Puede parecer un contrasentido, pero os aseguro que hay pocas cosas que agudicen más la prudencia del inversor, que el hecho de ver en cartera algún valor que arrastra pérdidas durante meses y años. En estos casos lo más probable es que hiciéramos una mala elección el día en que decidimos comprarlos.

En la actualidad hay muchas pequeñas carteras reventadas por la crisis, y sobretodo por la euforia en el momento de la compra que nos empujó a comprar muchos valores que no cumplían criterios de compra, valores que en su momento con los mismos criterios que utilizamos en este informe nunca habríamos comprado.

Durante estos últimos 6 años muchas carteras de pequeños inversores han desaparecido, las vendieron con desesperación perdiendo casi todo en capital inicial, y ya nunca tendrán ocasión de recuperarse.

Ahora lo que toca, aunque tengamos una cartera en ruinas, es aprender de la derrota, mantener el tipo y no vender nada. Si tenemos algún dinero comprar valores de calidad a buenos precios, de los que aún están lejos de sus máximos históricos, presentan beneficios con regularidad y reparten dividendos todos los años. Poco a poco se puede reconvertir una cartera dominada por la euforia y las emociones inciertas, en una cartera  basada en la observación, el análisis, la prudencia, la paciencia y la constancia que nos generen emociones alejadas de la euforia i la precipitación.


UNA CARTERA  A LARGO PLAZO
Si queremos elaborar una cartera, con mentalidad de largo plazo, podemos proceder del siguiente modo:

1º- Reservaremos una cantidad de dinero para imprevistos, como mínimo de 6 mensualidades de la nómina mensual o equivalente.
2º- Evitaremos invertir en bolsa aquel dinero que vamos a necesitar antes de 5 años.
3º- Haremos un cálculo del dinero que tenemos y decidiremos que cantidad vamos a invertir en bolsa.
4º- Dividimos por 10 la cantidad de dinero disponible para inversión en acciones. Nos dará las cantidades a invertir en cada lote de acciones que compremos. Con ello podemos elaborar una cartera con alrededor de 10 valores.
5º- Elegir los valores a comprar entre los que ocupan los 10 primeros puestos en la selección de valores de este informe. Preferiblemente elegiremos valores que formen parte del Ibex 35.
6º- Compraremos un lote de acciones de cada valor, con el fin de diversificar y reducir riesgos. Con una cartera de 10 valores la exposición a cada valor será de un 10%.
7º- A partir de ahora nos mantendremos pacientes, a la espera de que los valores alcancen los objetivos de compra propuestos, y compraremos hasta invertir la totalidad del dinero previsto. Y estaremos atentos a la evolución de los valores ya comprados por si alguno alcanza objetivos de venta.
8º- Venderemos, solo si tenemos ganancias, cuando se den las siguientes condiciones:
-PER superior a 20.
-RPD inferior al 2%.
9º- Los rendimientos por dividendos (RPD) los reinvertiremos comprando más acciones, cuando se cumplan criterios de compra.
10º- En los periodos en los que no se alcancen objetivos de compra, mantendremos los rendimientos en liquidez, en una cuenta remunerada o en depósitos a un año como máximo, a la espera de que se den las condiciones para invertir. No importa cuanto tiempo pase. El objetivo, en esta forma de proceder, es incrementar progresivamente el capital y mantener el máximo rendimiento, con el menor riesgo en bolsa y con el mínimo coste.
11º- Los rendimientos por cuentas remuneradas y depósitos a plazo, los reinvertiremos igualmente comprando más acciones, cuando se cumplan criterios de compra.
12º- Con estos criterios siempre compraremos valores de calidad, al mejor precio, con beneficios, con el mayor porcentaje de rendimientos por dividendos, con regularidad en el reparto de dividendos, y con niveles de deuda razonables.




Bolsavida

2 comentarios:

Jose López Prieto dijo...

Me alegro que publique de nuevo ya había casi perdido la esperanza de que actualizases la página. La sigo con interés, cometí el error hace unos meses de no ponderar el 10% en cada valor, invertí en un valor el 30, y en el otro el 20 y son los únicos que están en negativo.

Anónimo dijo...

Me alegro que publique de nuevo ya había casi perdido la esperanza de que actualizases la página. La sigo con interés cometí el error hace unos meses de no ponderar el 10% invertí en un valor el 30, y en el otro el 20 y son los únicos que están en negativo.