NOTA DEL AUTOR

NOTA

En ningún caso nos responsabilizamos de las decisiones que pueda tomar cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Las decisiones que tomen los lectores serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones.




miércoles, 13 de julio de 2011

¿QUIEN TEME A LA BOLSA?

¿Quién teme a la renta variable?

En general quienes temen a la renta variable son aquellos que no la conocen. Y entre ellos hay una gran multitud de personas que creen conocerla porque llevan muchos años coqueteando con la bolsa, ganando y sobretodo perdiendo dinero sin saber cómo, sin haberse parado nunca a hacer un análisis reflexivo, sin sacar nunca conclusiones objetivas de sus éxitos o sus fracasos.

Hay otro gran sector que le tiene pánico a la bolsa, que habla de ella como si del demonio se tratara, que nunca invertirán un euro en bolsa, debido a sus miedos y sus prejuicios, pero que en situaciones como la actual en la que todo parece que se tambalea, añaden madera al fuego del miedo y de la desconfianza, entre otros motivos para justificar su inmovilidad o sus propias decisiones de inversión en depósitos bancarios, inmuebles, renta fija, negocios de familiares y amigos etc., que se empeñan en reconocer como seguros, pero que tampoco lo son, porque la seguridad es una quimera. Lo único seguro es que se nace y se muere, el resto son especulaciones que en mayor o menor grado se pueden convertir en una realidad.

Si usted es una persona sensata que observa los productos antes de comprarlos y compara precios y calidades, ya sabrá que en cualquier mercado puede encontrar de todo. El mercado bursátil no es una excepción, en las bolsas encontrará productos (empresas en nuestro caso) muy diversos, que se dedican a muy diversas actividades y con resultados presentes y pasados muy dispares.

Si sabe lo que son los beneficios empresariales y tiene acceso a las herramientas que los cuantifican, como por ejemplo: BPA, PER. Si además está familiarizado con los rendimientos por dividendos RPD, conoce bien este concepto, y la relación entre dividendo repartido y precio actual expresado en porcentajes. Si sabe como acceder al rendimiento por dividendos en los últimos 5 años y es capaz de calcular el dividendo medio anual de los últimos 5 años, en relación con el precio actual, expresado en tanto por cien %. Usted no debería tener miedo a la bolsa, y menos aún a las caídas de la bolsa, porque en cada retroceso de las bolsas tendrá una posibilidad de acceso a los mejores productos con los mejores precios.

Es tan sencillo como seleccionar aquellos valores con un mayor RPD, en los últimos 12 meses, y también en los últimos 5 años, por ejemplo aquellos que sobrepasen el 4% o el 5% anual en ambos casos. Pero además puede reforzar su decisión mediante las cifras del PER, el PER nos muestra la relación entre el precio actual de las acciones y el beneficio por acción BPA, de tal forma que un PER igual a 10 nos dice que el precio de las acciones es igual a 10 veces el BPA del último año. Un PER inferior a 15, en positivo y distinto de cero, podemos considerar que es indicativo de compra.

Así pues, si se toma la molestia de seleccionar aquellos valores con RPD a 12m y 5 años superior al 4% y con un PER inferior a 15 en positivo, tendrá a su disposición una relación de productos, empresas cotizadas en bolsa, con un buen nivel de calidad, a un precio atractivo, y con altas probabilidades de rendimiento a largo plazo, tanto por dividendos como por plusvalías.

A la bolsa hay que conocerla y respetarla, nunca temerla. Es más, el hecho de que en un momento dado muchas personas manifiesten su temor a la bolsa después de importantes bajadas, por si solo constituye un indicador que debe estimularnos a buscar valores de calidad a buen precio para invertir en ellos.

Si diversificamos e invertimos en 10 a 20 valores, procurando no invertir más de un 10% del dinero disponible en un solo valor, tendremos la compra hecha, los campos comprados y sembrados para obtener beneficios a medio plazo por dividendos y a largo plazo por plusvalías.

Nota: En bolsavida.blogspot.com o en Rankia, encontrará con cierta periodicidad una “Selección de valores” que cumplen básicamente con las indicaciones de este artículo.


Miquel Sentandreu
Autor de “El pequeño inversor”

No hay comentarios: