NOTA DEL AUTOR

NOTA

En ningún caso nos responsabilizamos de las decisiones que pueda tomar cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Las decisiones que tomen los lectores serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones.




lunes, 30 de mayo de 2011

DEL PÁNICO A LA EUFORIA. DE LA EUFORIA AL PÁNICO

DEL PÁNICO A LA EUFORIA, DE LA EUFORIA AL PÁNICO
(pag. 49 de El pequeño inversor)



Los precios siempre bajan, solo es cuestión de esperar el tiempo suficiente para poder comprar barato.
Los precios siempre suben, solo es cuestión de esperar el tiempo suficiente para poder vender caro.
Hay que comprar siempre barato y si los precios siguen bajando, comprar más. No hay que dejarse llevar por las sensaciones de pánico que en algunos momentos de las crisis dominan la situación. Detrás del pánico se esconde el dinero.
Hay que vender siempre caro y si siguen subiendo los precios venderlo todo, sin contemplaciones. Con el transcurrir del tiempo los mercados pasaran de la euforia al pánico y caerán los precios. Si no has vendido se esfumará buena parte del valor de tus acciones, cuando llegue la crisis te pillará sin dinero para comprar barato y tendrás que esperar 3, 4, 5 o más años para que tus acciones recuperen el valor que tenían. Detrás de la euforia se esconde el fracaso.
Si no se han cumplido los puntos anteriores y nos ha pillado la caída de los precios, lo peor que se puede hacer es vender precipitadamente, a cualquier precio, dominados por el pánico. Lo prudente en estos casos sería comprar barato acciones de calidad con la esperanza de que en la próxima subida nos ayuden a recuperar lo perdido.
Dicho así parece todo muy fácil, práctico y sencillo, pero lo realmente complicado para los pequeños inversores es tomar las decisiones, de comprar o vender, sin que nos invadan las sensaciones de inseguridad y miedo.
En este trabajo pretendemos ofrecer al pequeño inversor un método mediante el cual se puede dar forma a los precios y las situaciones para que dejen de ser un objeto abstracto y los podamos ver y entender con mayor claridad. Con la lectura de este libro, el pequeño inversor podrá disponer de unos criterios claros de compraventa para cada valor en concreto, que le ayudarán a establecer objetivos de compra y venta de acciones con un mayor grado de objetividad. Al mismo tiempo, le aportarán una mejor perspectiva, y más ángulo de visión para entender la bolsa en su conjunto que contribuirá a que pueda realizar sus inversiones con mayor sosiego, con la tranquilidad del que reconoce las oportunidades y los riesgos a los que se expone.

No hay comentarios: