NOTA DEL AUTOR

NOTA

En ningún caso nos responsabilizamos de las decisiones que pueda tomar cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Las decisiones que tomen los lectores serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones.




viernes, 1 de enero de 2010

RESUMEN DE 2009. PERSPECTIVAS PARA 2010

En 2009 empezamos el año con el Ibex35 en 9.195,80 puntos y el IGBM en 975,97 puntos. En 2008 el Ibex35 había cerrado con una caída de –42,33% desde su máximo histórico (15945,70), el IGBM cayó un –43,32% desde su máximo histórico (1724,95), ambos máximos se registraron en noviembre de 2007.
Las bolsas siguieron cayendo durante los primeros meses de 2009 y en marzo tocaron mínimos, el Ibex35 se situó en 6.817,40 (-57,25% desde máximos) y el IGBM en 716,35 (–58,47% desde máximos).
A partir del 9 de marzo, los inversores debieron pensar que la bolsa había caído lo suficiente como para mostrar unos precios muy atractivos para la compra.
Las bolsas empezaron a subir con fuerza hasta finales del mes de agosto. A partir de aquí, los inversores se han contenido por un cierto temor a posibles correcciones a la baja y el Ibex35 se ha mantenido oscilando entre los 11.200 y los 12.000 puntos, a la espera de nuevos acontecimientos.
Si consideramos un periodo de referencia de 5 años podemos decir que tanto el Ibex35 como el IGBM se encuentran ligeramente por encima de sus respectivas medianas. En términos estadísticos se puede considerar el valor de la mediana como aquello que cabría esperar como normal. Por tanto consideraremos que el Ibex35 y el IGBM, después de haber remontado desde los mínimos registrados en marzo de 2009, han cerrado 2009 en unas cifras que podríamos considerar normales a largo plazo.

Nadie sabe lo que va a ocurrir en 2010, no sabemos como va a evolucionar la economía, ni como se van a comportar los inversores.
Lo que si sabemos es que el máximo histórico del Ibex35 se situó en 15945,70 puntos el 8 de noviembre de 2007, por tanto si tenemos en cuenta la evolución histórica de las bolsas, el objetivo son los 15945,70 puntos del Ibex35 y los 1724,95 de IGBM.
No sabemos cuando tardarán las bolsas en recuperar sus máximos históricos, puede que en 3 años, 5, 7, 10… probablemente más de 3 y menos de 10, nadie lo sabe.
En noviembre de 2010 hará 3 años que los índices tocaron máximos. El Ibex35 ha cerrado 2009 en los 11.940,00 puntos, para llegar a sus máximos históricos (15945,70) aún tiene que remontar un 33,55% desde sus niveles actuales. El IGBM ha cerrado en 1241,72 por lo que para llegar a su máximo histórico (1724.95) tiene que remontar un 38,92%.
Puede que los índices se mantengan, que bajen o que sigan subiendo, cualquiera de estas tres opciones podría darse a lo largo de 2010.
Viendo el panorama actual, me decantaría a favor de que los índices bursátiles van a seguir subiendo en su incierto camino hacia máximos históricos, pero no me atrevería a aventurar con que fuerza lo van a hacer, todo dependerá de la evolución del conjunto de la economía mundial y de la española en particular. Pero en ningún caso se pueden descartar posibles bajadas.
Mi opinión es que la bolsa española seguirá subiendo en 2010, posiblemente a un ritmo moderado, muy condicionada por la evolución de determinados indicadores económicos, como índice de paro, actividad industrial, tasa de inflación, etc.
Dicen los expertos que los precios actuales de las bolsas anticipan lo que se presume que va a ser la economía a lo largo de 2010, si la economía sigue mejorando, es de esperar que las bolsas vuelvan a anticiparse y a lo largo de 2010 vayan incorporando a sus precios las previsiones para el segundo semestre de 2010 y primero de 2011, pero si no se cumplen las expectativas incorporadas a la bolsa desde marzo de 2009, puede que veamos algún retroceso. De todas formas el destino de la bolsa es avanzar hasta rebasar sus anteriores máximos históricos, pero nadie sabe cuantos baches, ni de que tipo, habrá de superar hasta conseguirlo.

Con el fin de encarar el 2010 con serenidad inversora, lo prudente sería seguir invirtiendo en aquellos valores que vayan alcanzando objetivos de compra en base a criterios de calidad y oportunidad y vender en base a criterios de oportunidad, tal como hemos ido planteando a lo largo de 2009. Diversificando, en todo caso, las compras por empresas y sectores.
En caso de tener la tentación de invertir en valores altamente especulativos, destinaremos una parte muy concreta de nuestro presupuesto de inversión a empresas de alto riesgo, no más de un 10%, con lo que tendremos cubiertos y acotados nuestros impulsos de inversión en valores de alto riesgo.
A lo largo de 2009 la recuperación de las bolsas se ha sustentado en los valores de mayor solvencia y capitalización, en el caso de la bolsa española en los valores que componen el Ibex35, y de manera especial en los más fuertes: Santander, Telefónica, BBVA…
Si la economía evoluciona a mejor, sería de esperar que se fueran incrementando los precios de los valores menos fuertes por capitalización y dividendos, los que ocupan los niveles más bajos del Ibex35 y el resto de valores del Mercado Continuo. Para esto hace falta que se recupere la economía y que la confianza de los inversores vuelva con fuerza.
Cuando el valor de las empresas medianas empiece a repercutir con fuerza en los índices bursátiles, podremos considerarlo como un buen signo de recuperación. Cuando las acciones de las pequeñas empresas y las de menor solvencia y capitalización empiecen a crecer, la confianza se habrá restablecido y puede que estemos recuperados.

Feliz 2010. Esperemos que se cumplan las previsiones más optimistas, pero mantengamos la prudencia.


No hay comentarios: