NOTA DEL AUTOR

NOTA

En ningún caso nos responsabilizamos de las decisiones que pueda tomar cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Las decisiones que tomen los lectores serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones.




jueves, 13 de marzo de 2008

LA BOLSA: UN ENTRETENIMIENTO LUCRATIVO

http://docs.google.com/Doc?docid=0AXRZ2hOoaMQdZGQzMjl4cThfMzB6anpjMzljag&hl=es
A la hora de invertir en bolsa me fío más de las cifras que de las opiniones. Las opiniones, aunque sean de calidad, solo reflejan el parecer de una persona, como mucho el de unas pocas, pero no suelen reflejar los hechos y tienen poca capacidad de predicción a largo plazo. Están demasiado influenciadas por el pasado inmediato, por lo que pasó ayer mismo, y por la previsión de lo que puede pasar en el futuro próximo, mañana. Muy a menudo las opiniones carecen de perspectiva histórica y están fuertemente condicionadas por las emociones del presente, las de hoy mismo.
Me fío más de las cifras, las matemáticas, la estadística. Pero no de una matemática complicada y retorcida, solamente de aquella que deriva de conceptos simples y sencillos: sumar, restar, multiplicar, dividir, máximo, mínimo, media, mediana, porcentajes e índices.

Los números, las matemáticas, la estadística, tienen la virtud de sintetizar en unas pocas cifras las opiniones y los hechos de miles y millones de personas que se comportaron de determinada forma en un periodo de tiempo pasado, y previsiblemente en el futuro se volverán a comportar de la misma forma o muy parecida ante situaciones similares.

La matemática nos permite valorar fríamente el momento actual, sin los apasionamientos que provoca la fuerza de la emoción, y entonces sabremos el precio de cada “valor” comparado con los precios alcanzados en un periodo anterior. Podremos sacar conclusiones y establecer si el precio en cuestión es caro o barato e incluso aventurar una posible evolución de los precios con unas ganancias o pérdidas teóricas, pero en base a hechos pasados y conclusiones matemáticas.

Mi reto personal es afinar la herramienta de inversión en la que he trabajado en los últimos años, hasta convertirla en un instrumento de fácil aplicación que me permita comprar y vender, invertir en bolsa sin angustia, sin ansiedad, con la tranquilidad de saber que me muevo con ciertos márgenes de corrección y seguridad, con satisfacción por las decisiones tomadas y las ganancias obtenidas a medio y “largo plazo”. La finalidad es conseguir que mi método acabe siendo una especie de entretenimiento lucrativo que me permita pasarlo bien y obtener buenas ganancias.

Cada semana, tras el cierre del viernes de Bolsa de Madrid, voy a llevar a cabo un seguimiento de precios de todos los valores cotizados. Haremos una selección de valores a comprar o vender, en base a criterios objetivos que me permitan tomar decisiones de COMPRA/VENTA, con la mente centrada en unas referencias claras que me ayuden a evitar, en lo posible, los impulsos emocionales que me pueden llevar a decisiones precipitadas.

No tengo ninguna pretensión de asesorar, aconsejar, ni recomendar a nadie sobre la conveniencia de invertir en bolsa.
La motivación que me impulsa a escribir en este blog es la de hacer públicos mis pensamientos y mis conclusiones relacionadas con la compra/venta de valores de Bolsa Madrid.
Lo que pretendo es invertir en bolsa con una cierta tranquilidad con mentalidad de inversión a largo plazo y en base a criterios matemáticos y estadísticos.

La única recomendación que haría a los posibles lectores es que no se fíen de nadie en cuestión de inversiones en bolsa, tampoco de lo que vean escrito en este blog. Observen y lean, y vayan sacando sus propias conclusiones. Algunas ideas, comentarios y contenidos, de los que aquí se exponen, pueden serle de alguna utilidad, pero no se fíe, haga sus propios cálculos y comprobaciones. Y cuando se decida a tomar una decisión que sea la suya, su decisión, que puede o no coincidir con los planteamientos de muchos otros inversores.

En definitiva el propio inversor será siempre el responsable de sus decisiones, así como el beneficiario o perjudicado por las ganancias o las perdidas que de ellas se desprendan. La inversión en bolsa puede ser apasionante y lucrativa, pero también puede resultar una pesadilla ruinosa si se lleva a cabo sin criterios ni metodología.

Mi pretensión es afrontar el tema de la inversión en bolsa como un entretenimiento lucrativo que me permita pasar buenos momentos y ganar dinero.

En ningún caso me responsabilizo de las consecuencias que se puedan desprender de las decisiones que tome cualquier lector, aunque se haya inspirado en los contenidos de este blog. Son muchos los factores que pueden influir en la evolución del mercado bursátil, y muchas las estrategias y los matices utilizados por los distintos inversores, por lo que quiero dejar muy claro que las decisiones serán enteramente suyas, así como los perjuicios y beneficios que se desprendan de sus actuaciones de compra/venta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchos ánimos. Espero leerte a menudo. Sería interesante que hablaras sobre tu método matemático de inversión. Mi estrategia es la de prorrotear los precios. Y comprar 300€ cada semestre acciones del Santander o BBVA. También Criteria, Repsol... en fin, grandes empresas. Saludos.